La iluminación en los hogares cada vez toma un mayor protagonismo. En el caso de las cocinas, llevar la luz de forma conveniente puede ser un verdadero milagro y dar por terminada una pesadilla. El trabajo en la cocina y el disfrute y del espacio, pueden verse afectados si no se utiliza la iluminación correcta, y esto depende más del buen criterio que de grandes inversiones.

1. Jugar con la intensidad. En una cocina, distintas lámparas pueden ofrecer una luz más tenue si el espacio no es usado, o una más fuerte si se está en pleno trabajo.

2. Incluir colores. Si la decoración es minimalista, combine luces de colores en ciertos espacios como estanterías. Si usa colores en las paredes, la combinación de luces amarillas y blancas es ideal.

3. Acentuar las áreas de trabajo. Ilumine las encimeras, el área del lavaplatos y el tope de la cocina. Son lugares neurálgicos que requieren iluminación blanca y fría.

4. Una buena iluminación no se nota. Las lámparas dicroicas empotradas a la pared, al techo o al piso, son una excelente opción para iluminar un espacio que no está siendo utilizado.

5. Algo de drama. En el caso de la cocina, si tiene un gran espacio abierto puede permitirse el lujo de una lámpara central importante.

6. Puertas adentro. Dentro de las despensas, gabinetes y gavetas, incluya luminarias frías de LED, con sensores de movimiento para facilitar la búsqueda y organización de implementos. Esta recomendación puede mejorar su estancia en la cocina.

7. Consumo inteligente. La escogencia de los bombillos es vital. Estos deben ser de luz fría y generar un bajo consumo. Los downlight son muy adecuados porque, aunque son más costosos que los halógenos, son más duraderos y de menos consumo voltaico.

8. Un toque industrial. Las lámparas de modelos industriales, los reflectores y las pantallas de metal, son la última tendencia en decoración.

9. Lo mejor para los alimentos. Utilice una luz que permita ver los colores de los alimentos, ya que esto influye en la calidad de un plato. Se recomienda usar luz LED, cuyo valor CRI (Colour Rendering Index) sea alto en las campanas de las cocinas.

10. La belleza es importante. Los plafones, apliques y tubos incandescentes sin diseño ya no pueden estar en tu cocina. Existen opciones estéticas de bajo costo y que, además, pueden aportar a la decoración.

Así pues, permítase jugar con la iluminación y dele a su cocina ese toque moderno y acogedor que renovará su decoración.